Hace un año os contábamos nuestra colaboración en el marco de un programa de pro bono corporativo, con AVANZA ONG y con la Fundación Juan XXIII Roncalli y la Asociación Achalay.

Como os contamos en aquella ocasión, AVANZA ONG es una asociación sin ánimo de lucro centrados en ayudar a determinados colectivos vulnerables a través de diversos proyectos y acciones sociales. Su misión es unir personas que necesitan ayuda con personas que quieren ayudar, garantizando que toda la ayuda llega a su beneficiario directo.

La Fundación Juan XXIII Roncalli, por su parte, tiene como visión la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad, principalmente intelectual, potenciando la calidad de vida, la autonomía personal, el desarrollo de nuestros valores, el empleo de calidad y la mejora continua en todas las personas que componen la organización.

Por último, la Asociación Achalay trabaja en proyectos y acciones centrados en la defensa de colectivos en riesgo de exclusión social como la infancia, la mujer, familias desfavorecidas, personas con discapacidad, etc., tanto en España como en otros lugares del mundo, en los que se detectan necesidades reales de ayuda en las que poder intervenir.

Foto durante el encuentro post Sprint Pro Bono con Achalay

Estas tres entidades sociales recibieron, hace ahora un año, asesoría pro bono gracias al tiempo y expertise de voluntarias corporativas. En el último mes nos hemos vuelto a reunir desde nuestras casas y oficinas, para ver cómo implementaron cada una de ellas la consultoría pro bono recibida y qué dificultades han tenido a lo largo de este año. Además, las voluntarias y voluntarios mostraron su compromiso, aportando nuevas ideas y ofreciéndose a continuar su apoyo profesional a título personal.

¡Enhorabuena a todas y mil gracias por vuestra colaboración! 👏👏👏

Foto de familia durante el Maratón Pro Bono con AVANZA en 2019