Como miembros de la Global Pro Bono Network, hemos suscrito el Statement elaborado por la red que tiene como fin hacer una declaración de intenciones respecto a la actual situación de crisis mundial. A continuación traducimos el texto:

«La aparición repentina de COVID-19 ha traído una realidad sin precedentes a nuestro mundo en formas en que no estábamos preparados. Ha afectado todos los aspectos de nuestras vidas, desde la salud hasta nuestra economía. En este momento difícil, los gobiernos, las empresas y las organizaciones sociales de todo el mundo se ven obligados a ser valientes y no escatimar esfuerzos para responder con tenacidad, mostrando la unidad y el coraje de la sociedad.

Al igual que en cualquier situación de emergencia, los voluntarios son críticos. Su existencia trae calidez y luz en los momentos más oscuros. En esta pandemia, voluntarios de todo el mundo se han movilizado para brindar ayuda inmediata y apoyo de respuesta a aquellos en la primera línea y en sus propias comunidades. Los voluntarios, sin duda, protegen a la sociedad con sus propias vidas y amor.

Del mismo modo, las actividades pro bono y el voluntariado basado en habilidades se necesitan ahora más que nunca, en todos los sectores y en todos los niveles. Dichas prácticas son clave para que las habilidades, la experiencia y los recursos estén disponibles gratuitamente para la mayor cantidad de personas, organizaciones sin fines de lucro, gobiernos y, en general, para el bien común, en un momento en que se requieren soluciones innovadoras. De manera comparable, los intermediarios pro bono, como los miembros de GPBN, son un eslabón crucial en la cadena de respuestas, precisamente porque facilitamos la asociación entre sectores y la comunidad en beneficio de organizaciones sin fines de lucro y voluntarios que están en el terreno durante las crisis.

Como líderes y practicantes de pro bono, es nuestra responsabilidad actuar. Nosotros, como miembros de la Global Pro Bono Network (GPBN), nos comprometemos con los principios básicos y los valores fundamentales adoptados por muchas organizaciones humanitarias mundiales, y en concreto lo siguiente:

  • Respeto a todos en igualdad: sin discriminación ni odio debido a diferencias de raza, religión, cultura, política, economía o circunstancias sociales. Respetar el valor, la igualdad, la diversidad y la privacidad de todas las personas.
  • Humanitarismo: salvaguardar la vida humana y la dignidad; Cuidar de los grupos vulnerables afectados por la amenaza de pandemia, especialmente los ancianos, los débiles, los enfermos, las mujeres y los niños.
  • Colaboración amistosa: fortalecer la cooperación de la sociedad civil en la comunidad global y unirse para luchar contra la epidemia.
  • Facilitar el voluntariado y pro bono: habilitar servicios con carácter voluntario, de bienestar público y pro bono.
  • Profesionalismo con responsabilidad social: únete a la lucha contra la pandemia y sirve a la sociedad con espíritu profesional.

Nosotros, como miembros de GPBN, nos comprometemos a adoptar acciones para:

  • profundizar la confianza mutua y la confianza colaborando individual y colectivamente en formas de «autoayuda, ayuda mutua y ayuda a los demás»;
  • fortalecer la resiliencia social al permanecer unido y cooperativo; y
  • reducir el daño directo y el impacto causado por la pandemia en la vida, la familia, el género, los grupos más vulnerables, las PYME y las organizaciones sin fines de lucro.

Nosotros, como miembros de GPBN, enfocaremos nuestras acciones en torno a:

  • aprovechar los servicios pro bono para fortalecer las organizaciones e iniciativas que actúan para contener la pandemia y proporcionar ayuda y rehabilitación a los afectados, especialmente a través de servicios en línea;
  • en términos generales, el desarrollo de servicios pro bono para apoyar a las organizaciones sin fines de lucro que desempeñan un papel crucial en la sociedad, como todas las entidades comprometidas con el logro de los ODS, para garantizar que obtendrán habilidades clave para mantenerse a largo plazo, mientras que probablemente se vean severamente impactadas por la crisis a corto plazo; y
  • recolectando prácticas pro bono de los miembros de GPBN y otras organizaciones a través de plataformas de conocimiento, foros en línea, paneles de discusión, boletines, etc., para aprender unos de otros.

En todos estos principios, prioridades y acciones, nosotros, como miembros de GPBN, alentamos a otras organizaciones e individuos que estén dispuestos a desarrollar pro bono a su nivel, ya sea local, nacional o internacional, para que sigan nuestro liderazgo y se unan a esta iniciativa.

Con la intención de dar continuidad a este proceso, la Global Pro Bono Summit que tendrá lugar este año en París en octubre será una oportunidad para todos nosotros de reunirnos, discutir y reforzar este creciente movimiento internacional. Esperamos que muchas otras oportunidades, proyectos, eventos y asociaciones sigan en los próximos meses y años.

Al compartir información y práctica entre los miembros de GPBN y otras organizaciones pro bono, con una colaboración más profunda con nuestros socios actuales y futuros, y con la participación de más profesionales para unirse a la causa pro bono, podremos generar confianza y co-crear la credibilidad de todos aquellos quienes son capaces y están comprometidos a no escatimar esfuerzos para proteger la vida, nuestro planeta y construir una comunidad global más fuerte y resistente para el mañana.»