Entre fines de abril e inicios de mayo, realizamos el tercer programa piloto de Campus Pro Bono como parte del proyecto BEESE. Este piloto denominado Sprint Pro Bono se llevó a cabo de manera virtual dada la crisis del COVID-19. La entidad beneficiaria del Sprint Pro Bono fue Viajes Tumaini, una asociación que conecta personas voluntarias con proyectos de desarrollo en Asia, África y Latinoamérica. Durante tres sesiones estudiantes y mentoras trabajaron en el diseño de una campaña de emergencia para captar fondos para los proyectos en Bolivia, Kenia y Perú. 

Tanto Tumaini como las ONG con las que trabaja en terreno se están viendo gravemente afectadas por la actual crisis del COVID-19, ya que los viajes solidarios y de voluntariado que tenían previstos para este año han sido cancelados y se prevé que este año no se realicen más viajes. Niños y niñas, mujeres, jóvenes y animales protegidos de los proyectos con los que colabora Tumaini en Bolivia, Kenia y Perú están en riesgo debido a que necesitan alimentos y carecen de acceso a recursos básicos como electricidad o atención sanitaria.

Durante la sesión nos dividimos por grupos para dar la oportunidad a todos los participantes a intervenir

Participación de voluntarios desde diferentes ciudades

Gracias a este formato virtual han participado voluntarios de diferentes lugares de España (Madrid, Valencia, Coruña, Bilbao, Barcelona) y una de Argentina. Participaron 11 voluntarios entre ellos 4 mentoras expertas en marketing, comunicación y organización de eventos. Asimismo contamos con 7 estudiantes de la Universidad de Mondragón (Grado LEINN de Teamlabs), Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, Universidad Rey Juan Carlos, Esade, Universidad Complutense de Madrid y Escuela de Organización Industrial. 

Estudiantes voluntarias y mentoras durante una de las sesiones de trabajo

Cabe destacar, que este Sprint Pro Bono Virtual coincide con el lanzamiento de nuestro programa Pro Bono Virtual que hemos lanzado a raíz del COVID-19. Pasar a un modelo virtual nos permite continuar involucrando a los profesionales, impactar en las comunidades y, en el caso del pro bono corporativo virtual, contribuir a lograr los objetivos estratégicos de las empresas.

Landing page de la Campaña de emergencia en la que trabajaron los voluntarios/as.