Los pasados 27 y 28 de febrero viajamos a París para reencontrarnos con nuestros compañeros del BEESE Pro Bono Project. La reunión, la cuarta desde el comienzo del proyecto en Madrid en octubre de 2018, tuvo lugar en la sede de nuestros homólogos franceses Pro Bono Lab.

Durante el primer día nos centramos en los avances que cada uno de los socios había hecho durante el proyecto. Por un lado, respecto al primer Resultado Intelectual del proyecto, nuestros compañeros de la Universidad Autónoma de Madrid, nos contaron los análisis del estudio sobre motivaciones de los estudiantes para hacer pro bono. Muy pronto estos resultados estarán disponibles en la página web del proyecto.

Por otro lado, cada uno de los intermediarios pro bono contamos la experiencia con el segundo piloto de «Campus Pro Bono» (programas de consultoría pro bono con estudiantes universitarios y mentores corporativos). Fue muy enriquecedor ver cómo sacábamos conclusiones comunes después de la experiencia de cada piloto, y ver también las diferencias culturales de uno y otro tipo de programa. Nosotras contamos nuestra experiencia con «Pro Bono Consulting» para Da la Nota. Para este segundo Resultado Intelectual, estamos trabajando con la metodología de «Lean Startup«, con el fin de implementar mejoras y establecer tres modelos únicos de «Campus Pro Bono» para todas las universidades de Europa. Para terminar, trabajamos en la sostenibilidad de «Campus Pro Bono» una vez el proyecto BEESE se termine. Terminada la reunión, tuvimos la suerte de poder hacer un paseo por el Sena en un «Bateau Mouche» y ver París desde el barco.

El segundo día, todos los socios trabajamos en el tercer Resultado Intelectual del proyecto: la elaboración de guías sobre cómo implementar estos proyectos en las universidades. Trabajamos la estructura y la división del trabajo entre todos. Estas guías se publicarán en la web del proyecto y se traducirán a los idiomas locales para estar a disposición de todas las universidades europeas que lo requieran. Por último, durante este día trabajamos también sobre los eventos finales de difusión del proyecto y del curso sobre «Campus Pro Bono» que tendrán lugar el año que viene.

Para terminar, nuestras colegas de la UNWE (Bulgaria) volvieron a repartir las Martenitsi por el Baba Marta; si bien hay que esperar a colgarlas en algún árbol en flor, este año ya había flores en los árboles cuando nos las dieron!

¡Un placer trabajar en equipo con todos nuestros socios del proyecto y deseando volver a encontrarnos en el mes de octubre!