El pasado 26 de noviembre tuvimos la ocasión de organizar a nivel corporativo dos sesiones en paralelo de Pro Bono Sprint desde la sede de la Fundación Juan XXIII Roncalli.

Así, las entidades beneficiarias de estas consultorías pro bono de media jornada fueron la asociación Achalay, por un lado, y la propia Fundación Juan XXIII Roncalli, por otro. Achalay es una asociación sin ánimo de lucro con un recorrido de 16 años de antigüedad trabajando con diferentes colectivos dentro del ámbito de la intervención social sostenible. Por otro lado, la Fundación Juan XXIII Roncalli, con más de 50 años de historia, es una entidad referente en el ámbito de la inclusión social y laboral de personas con discapacidad, principalmente, intelectual.

Los dos equipos de voluntarias en el momento de la bienvenida a la Fundación.

Dado que los voluntarios de la empresa que solicitó el encargo solamente contaban con media jornada de disponibilidad, se decidió optar por el formato «Pro Bono Sprint» (medio día). Así, durante alrededor de cinco horas, las voluntarias, divididas en dos grupos con una facilitadora de Work for Social cada uno, apoyaron un reto identificado en cada una de las entidades beneficiarias.

Voluntarias trabajando con Blanca, directora de Achalay.

El grupo de la Fundación Juan XXIII Roncalli trabajó en el apoyo de una nueva línea de jabones ecológicos elaborados por personas con un alto grado de discapacidad intelectual. Por su parte, el grupo de Achalay, trabajó en el reforzamiento de los lazos que la asociación tiene con empresas privadas.

El equipo de voluntarias trabajando en diferentes aspectos del lanzamiento al mercado de la nueva línea de jabones ecológicos de la Fundación Juan XXIII Roncalli.

Al terminar el trabajo de cada grupo, las voluntarias tuvieron ocasión de visitar todas las instalaciones de la Fundación Juan XXIII Roncalli y conocer en profundidad la gran labor que esta Fundación ha desarrollado a lo largo de todos estos años a favor de las personas con discapacidad intelectual.

Muchísimas gracias a todas las participantes, voluntarias y entidades sociales por el compromiso mostrado durante la jornada y por el interés mostrado después en el seguimiento de las ideas planteadas. ¡Esto es solo el comienzo de una gran colaboración!